CBD para la piel: beneficios para nuestra dermis

CBD para la piel: beneficios para nuestra dermis

Descubre los beneficios del CBD para proteger la piel, así como para el tratamiento de afecciones dermatológicas, como el acné o la dermatitis atópica.

¿Qué beneficios tiene el CBD para la piel?

Diversas investigaciones sobre los beneficios tópicos de los cannabinoides han demostrado la eficacia de este componente en el cuidado de la piel, tanto en la prevención como en el tratamiento de afecciones de la dermis gracias a sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y protectoras.

Aunque todavía hay diversas investigaciones sobre los efectos cutáneo del CBD en curso, en la actualidad existen estudios que aportan datos muy prometedores sobre las propiedades terapéuticas del cannabidiol (CBD) para la piel.

Qué es el CBD

Conocido por sus siglas CDB, el cannabidiol es la segunda substancia natural más abundante de la planta de la marihuana: el cannabis o Cannabis Sativa L. Al contrario del THC, el CBD no tiene efectos psicoactivos, sino que la seguridad de su uso y su potencial terapéutico son incluso reconocidos por la OMS.

 

Estructura de la piel: la epidermis, la dermis y la hipodermis

Para comprender los beneficios tópicos del CBD, es importante entender la estructura y función de la piel.

La piel es mucho más de lo que podemos percibir a simple vista. Como el órgano más grande del cuerpo humano, una de sus principales funcionales es actuar como barrera protectora frente a los agentes externos, guardando el equilibrio en el interior del organismo. Esta eficaz línea de defensa es posible gracias a su estructura en tres capas principales: epidermis, dermis e hipodermis; que a distintos niveles protege la piel a nivel externo e interno.

  1. Epidermis: es la parte exterior de nuestra piel, la que vemos y tocamos. Consiste en el primer obstáculo frente a bacterias, rayos ultravioletas, toxinas o la deshidratación. Uno de los principales responsables por este primer nivel de protección es una emulsión de agua y grasas que cubre toda la epidermis, formando una película hidrolipídica especialmente eficaz frente a bacterias y hongos. Está subdivida en cinco subcapas formadas por células especializadas denominadas queratinocitos, que se renuevan de forma constante para reparar la piel y asegurar su función protectora.
  2. Dermis: conocida como ‘cutis verdadero’, la dermis cuenta con una estructura más gruesa y elástica compuesta por dos subcapas (estrato reticular y estrato papilar). Su forma de almohadillado es fundamental para proteger la piel frente a los golpes y traumatismos. Gracias a sus abundantes vasos sanguíneos, la dermis tiene una gran capacidad para nutrir la estructura dérmica y eliminar los desechos a través de la sudoración corporal.
  3. Hipodermis: es la capa más interna de la piel que, al contrario de las demás, no está formada por queratinocitos sino por adipocitos, unas células que hacen posible el desarrollo de sus funciones principales: almacenar energía y nutrientes, aislar el cuerpo y complementar la función de amortiguación de la dermis. 

 

Beneficios del CBD para la piel
Beneficios del CBD para la piel

El Cannabinoides en dermatología

El sistema endocannabinoide se define como una red de señalización molecular formada por moléculas de señalización conocidas como endocannabinoides, receptores específicos y enzimas responsables por la descomposición y transporte de endocannabinoides. Las principales funciones del sistema endocannabinoide están relacionadas con la modulación del sistema nervioso y la inmunología del cuerpo.

Algunos de los fitocannabinoides presentes de forma natural en el Cannabis Sativa L., como el CBD y el THC pueden influir en el sistema endocannabinoide. Los cannabinoides pueden actuar en mecanismos clave como la regulación cutánea o en la renovación de las células dérmicas. Asimismo, también tienen una función de peso en procesos como la transmisión de estímulos sensoriales -como el dolor o el picor- al sistema nervioso central, las respuestas inmunes y ante procesos inflamatorios, producción de células encargadas de la reparación y regeneración de la piel o formación de la película grasa que protege la piel de forma natural, entre otros.

En definitiva, los cannabinoides pueden ser una ayuda de peso para regular distintos desequilibrios y afecciones de nuestra piel.

Beneficios del CBD para la salud de la piel

Una vez que tenemos claro qué es el CBD y cómo funcionan nuestra piel y el sistema cannabinoide, podemos adentrarnos en algunos de los beneficios del CBD para los diferentes tipos de pieles.

Piel sensible o dermatitis atópica

Por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y protectoras, el CBD puede ser utilizado para ayudar a calmar el dolor y las molestias derivadas del picor padecidos por las personas con piel atópica. 

Se ha demostrado que los fitocannabinoides presentes en el cannabidiol modulan las respuestas inflamatorias en afecciones dérmicas como la dermatitis atópica, la piel rosácea o la psoriasis. Incluso el CBD puede ayudarnos a tratar los eczemas

Debido a que esta enfermedad dermatológica es el resultado de un proceso autoinmune, es decir, que nuestro propio cuerpo genera una respuesta para atacar a nuestros tejidos sanos, el principal objetivo de su tratamiento es reducir los síntomas (como el prurito). En ese sentido, el CBD, a través de cremas de cannabidol o de aceites como el aceite hidratante natural de CBD, ofrece un beneficio clave para la piel: la posibilidad de tratar de forma natural, y no a base de  corticoides, cualquier afección dermatológica, además de aportar alto nivel de hidratación y un importante efecto calmante.

Envejecimiento cutáneo

La acción de los radicales libres sobre el colágeno es uno de los principales factores relacionados al envejecimiento precoz de la piel. Las propiedades antioxidantes del CBD para la piel en este sentido son claras: no solo ayudan a frenar el proceso oxidativo por el que se destruyen las células de la dermis, sino que ayuda en su recuperación, estimulando la formación celular. 

Al mejorar nuestro sistema endocannabinoide con el uso de aceites o cremas de CBD, por ejemplo, estamos contribuyendo a la regeneración celular de la piel, lo que se traduce en una dermis más saludable, brillante y con mejor aspecto.

Leer más –> Para qué sirven las cremas de cannabis: beneficios y propiedades

Acné y piel grasa

Una de cada dos personas entre 20 y 40 años tiene la piel grasa o con tendencia al acné. La sobreproducción de grasa (o sebo) es uno de los principales factores que intervienen en la aparición del acné. Por eso, los tratamientos de la piel acneica se basan en la limpieza de la piel y en la regulación de la producción de grasa. 

Al actuar sobre las vías relacionadas con la producción de sebo (el sistema endocannabinoide), el CDB ofrece una alternativa eficaz al tratamiento del acné. A parte de ayudar a controlar la formación de la grasa natural de la piel, las propiedades antiinflamatorias del CBD también son fundamentales para controlar la inflamación, el enrojecimiento, la hinchazón y el dolor provocados por los brotes del acné vulgar.

Otros beneficios del CBD para la piel

Además de retrasar el envejecimiento, ayudar en el tratamiento del acné y calmar los síntomas derivados de afecciones relacionadas con la piel sensible y dermatitis atópica, a la lista de beneficios del CBD para la piel también se suman:

  • Mejoría de la hidratación, principalmente útil en pieles secas.
  • Aumento de la protección de la piel frente a los agentes externos.
  • Curación de heridas, gracias a la activación de los receptores CB1 y CB2, que regulan positivamente los procesos antiinflamatorios.