F.A.Q

 PREGUNTAS GENERALES

El cannabis, nombre científico Cannabis sativa L. también conocido como cáñamo o marihuana, es una planta herbácea anual.

Es una de las plantas más antiguas cultivadas por el ser humano y con más historia de uso terapéutico. Pese a asociarse popularmente a la región del Caribe, hoy, gracias a investigaciones palinológicas y arqueológicas, sabemos que su origen es asiático.

Desde Asia, C. sativa migra alrededor del mundo. En Europa, su cultivo era ya común en época de los imperios griego y romano, para su utilización como fibra textil, alimento o aceite medicinal.

El cannabidiol o CBD es uno de los principales componentes del cannabis.

Forma parte de los más de cien cannabinoides, o fitocannabinoides, identificados hasta el momento en la planta.

No tiene efectos psicoactivos, pero sí un potencial terapéutico muy importante. Por ello es, junto con el THC, el cannabinoide más investigado.

Los cannabinoides son los principales compuestos químicos producidos por la planta de Cannabis sativa L., pero que también son producidos por otras plantas e incluso por el cuerpo humano.

El cannabis puede producir más de 100 fitocannabinoides diferentes de forma natural.

De los más de 100 fitocannabinoides no intoxicantes, el cannabidiol (CBD) es el más conocido. Otros incluyen Cannabigerol (CBG), Cannabicromeno (CBC), Cannabinol (CBN) y más.

Los cannabinoides que provienen de las plantas se llaman fitocannabinoides y los producidos por el cuerpo humano se denominan endocannabinoides. (El prefijo Phyto- significa planta, mientras que endo- significa que proviene de adentro)

Como curiosidad, los dos endocannabinoides más abundantes son la anandamida y el 2-AG.

“Ananda” del sánscrito आनन्द, ānanda, significa ‘alegría, felicidad suprema’, es un término muy popular en el yoga para definir un estado de serenidad y paz. 

Los cannabinoides, tanto los fitocannabinoides como los endocannabinoides interactúan directa o indirectamente con el sistema endocannabinoide (ECS), que está presente en todos los seres vivos.

El SEC es un sistema de comunicación intercelular que regula numerosas funciones, algunas de tipo psicológico como el aprendizaje, la memoria, la emoción y otras de tipo funcional u orgánico como el desarrollo muscular, el balance energético, la inflamación, la agregación plaquetaria, la vasodilatación o la percepción del dolor. Es un sistema neuromodulador generalizado que adapta la respuesta a las agresiones endógenas y ambientales.

Los componentes del sistema EC comprenden:

1- Los receptores de cannabinoides CB1, CB2 y el receptor huérfano GPR55.

2- Los ligandos endógenos que se unen, a modo de llave, a dichos receptores:

– Anandamida (AEA)

– 2-araquidonil glicerol (2-AG)

– Otros: éter-2-araquidonil-glicerol, virodamina y N-araquidonil dopamina

3- La activación de otros receptores, como el receptor serotoninérgico de tipo 1A (r5-HT1A), influye en la actividad del SEC.

4- Las enzimas responsables de la síntesis y degradación de los endocannabinoides.

Los endocannabinoides se generan a demanda en respuesta al dolor (altos niveles de actividad de la vía nociceptiva) y producen efectos antinociceptivos tanto en los casos de dolor agudo como de dolor crónico destacando su papel como analgésicos endógenos.

En realidad, todas son plantas de cannabis sativa L., sin embargo, el cáñamo o cáñamo industrial es un término comúnmente utilizado para las variedades de cannabis que contienen niveles muy bajos de THC, para ser precisos por debajo del 0.2% de THC.

La marihuana en general es una palabra que se usa para las plantas que contienen altas cantidades de THC.

No. El CBD y el THC no son lo mismo. El cannabis contiene más de 500 compuestos orgánicos, de los que al menos 113 son cannabinoides. Y entre estos cannabinoides destacan, por sus cualidades terapéuticas, el CBD y el THC. Este, el tetrahidrocannabinol, es el compuesto psicotrópico predominante en la planta, el responsable de la psicoactividad por la que el cannabis es conocido. El CBD no tiene efectos psicoactivos; el THC, sí. 

  CBD

  • No psicoactivo (no intoxica o droga).
  • Sin efectos secundarios conocidos.

  THC

  • Psicoactivo (intoxicante, causa un estado de drogadicción).
  • Efectos secundarios como taquicardia y ansiedad.

Nuestros productos son para uso cosmético y tienen una finalidad de uso externo – es decir, cutáneo – al no estar recomendado ningún otro uso de estos componentes en España. Por ello, no recomendamos el uso ingerido de nuestros productos.

Nuestros aceites de CBD están compuestos por ingredientes naturales: aceite de oliva, aceite de semillas de cáñamo, aceite de coco, Cannabidiol y vitamina E. Por ello, podemos afirmar que nuestros aceites no son tóxicos y están libres de pesticidas.

 PREGUNTAS RELACIONADAS CON EL PRODUCTO

Es común confundir el aceite de CBD y el aceite de semilla de cáñamo, se trata de un malentendido, ya que no son lo mismo.

El aceite de semilla de cáñamo se obtiene exclusivamente de semillas de cáñamo, y se utiliza en la preparación de alimentos, pero no contiene CBD ni ningún otro cannabinoide.

El gotero de las botellas de 10 ml contiene 0,75 ml de aceite de extracto de cáñamo, aproximadamente 19 gotas.

Uso del gotero:  apriete suavemente el extremo de goma y suelte. El aceite no llenará todo el gotero. El gotero normalmente estará medio lleno, lo que indica un “gotero lleno”.

Tenemos controles de llenado en línea para asegurar el nivel de llenado exacto de las botellas, pero incluso un llenado preciso de cualquier botella variará visualmente.

Esta variación se debe a las pequeñas diferencias de forma entre las botellas en sus moldes de vidrio durante la fabricación y a la variación en el endurecimiento del vidrio fluido.

Esto se debe a la densidad del producto. Al tratarse de aceites su densidad es ligeramente inferior a 1mg/mL.

Sí, los productos elaborados con ingredientes cultivados en la naturaleza a veces varían ligeramente de un lote a otro. Nuestros productos no están hechos con aditivos o tintes para estandarizar el color. 

El aceite de CBD es 100% natural, si experimentas una diferencia de color de un producto a otro que se esto se debe a la variación natural y estacional. Probamos minuciosamente cada lote para asegurarnos la máxima calidad de nuestros productos y de que la cantidad de CBD se mantenga constante en cada producto.