¿Cuántos tipos de plantas de cannabis existen?

¿Qué variedades de cannabis existen? Características y efectos

Pese a que, en los últimos años, el uso terapéutico del cannabis ha ganado una gran relevancia en todo el mundo, el cannabis es una de las plantas más antiguas cultivadas por el ser humano. De origen asiático y muy popular en la región del Caribe, el cannabis viene siendo utilizado en Europa desde la época de los imperios griego y romano, principalmente para la fabricación de tejidos.

Desde entonces, han surgido distintos tipos de cannabis, tanto de forma natural como manipulada por el hombre, lo que ha dado lugar a diferentes variedades de marihuana, algunas de ellas utilizadas en la elaboración de productos con fines terapéuticos como el aceite hidratante natural de CBD. En este artículo, explicamos cuáles son los 4 principales tipos de cannabis encontrados actualmente.

Variedades o tipos de plantas de cannabis
Variedades o tipos de plantas de cannabis.

Tipos de plantas de cannabis

¿Cuántos tipos de plantas de cannabis existen?

Como podrás comprobar a continuación, existen muchas variedades de marihuana y su utilización depende, principalmente, de los efectos que se quiera conseguir. La capacidad de adaptación de la planta a los más distintos tipos de climas ha dado lugar a su cultivo en los puntos más variados del globo terrestre. Si siempre te has preguntado cuántos tipos de cannabis existen, te hacemos un resumen con las variedades, sus principales características y aplicaciones.

  1. Cannabis sativa
    La cannabis sativa es una de las variedades de la planta del cannabis más conocidas. Natural de regiones de clima tropical, en países ubicados próximos a la línea del ecuador, esta variedad exige mucha luz solar para su cultivo, lo que se convierte en una limitación para su cultivo en interiores. Es una de las especies cannábicas más grandes, ya que puede alcanzar incluso los 2 metros de altura. 

    Debido a sus altos niveles de THC, la cannabis sativa es conocida por su uso lúdico, con acentuados efectos psicoactivos. Este tipo de cannabis, además de provocar sensación de euforia y aumento de la actividad física y social, también puede aumentar el apetito y provocar alucinaciones, razón por la cual su uso continuado puede contribuir al desarrollo de trastornos esquizofrénicos.

  2. Cannabis Ruderalis
    Caracterizada por su corto período de floración y por el tamaño reducido de sus plantas, la cannabis ruderalis es una subespecie de la cannabis sativa oriunda del sur de Siberia y norte de Kazajistán. Por su facilidad de cultivo incluso con bajos niveles de luminosidad, la cannabis ruderalis es muy apreciada para la realización de prácticas genéticas. 

    Al contrario de la cannabis sativa, presenta niveles muy bajos de THC y alto contenido de CBD, lo que favorece su uso terapéutico.

  3. Cannabis Indica
    Conocida normalmente como ‘cáñamo índico’ o ‘marihuana índica’, la cannabis indica es una subespecie del género cannabis oriunda de Asia Central y Marruecos. En cuanto a sus características, esta planta se diferencia de las demás por su baja altura (menos de dos metros) y por su aspecto frondoso y compacto. Asimismo, su cultivo es más corto y obtiene mejores resultados en climas secos. 

    En lo relacionado a su uso, este tipo de planta de cannabis suele utilizarse por su efecto ligeramente narcótico, con efectos relajantes y analgésicos. Presenta un bajo contenido de THC y altos niveles de CBD o cannabidiol, por lo que su uso terapéutico es común en el tratamiento del dolor y también en el control de convulsiones.

  4. Plantas de cannabis (híbridas)
    Aunque las variedades de cannabis listadas anteriormente pueden ser encontradas de forma natural, en la actualidad, la mayoría de las semillas de cannabis disponibles responden a la manipulación humana. A lo largo de los años, se han creado distintas variedades de cannabis con el objetivo de lograr plantas más resistentes, productivas y, principalmente, con mayores niveles de CBD y menos TCH, con el fin de sacar el máximo provecho de sus propiedades terapéuticas de los cannabinoides con total seguridad.

    Existen incontables cepas y, en líneas generales, sus efectos y características dependen de su variación y del porcentaje de genes provenientes de las variedades Índica o Sativa.

En definitiva, en la actualidad existen distintos tipos de cannabis que, aun siendo de la misma familia, tienen características únicas y responden a objetivos concretos, según la finalidad de su cultivo. Para su uso terapéutico, las variedades de marihuana cultivadas priman el alto contenido de CBD, ya que este compuesto natural no psicoactivo presenta un gran potencial rehabilitador y puede ser utilizado en el tratamiento de los síntomas de múltiples enfermedades, mejorando la calidad de vida de los pacientes.